¿Qué es un cuidado?  

Esa es buena.  

 

Cuidado viene de cogitatus del latín, que significa reflexionar o poner interés en algo. De aquí podemos sacar que el cuidado es algo consciente, es algo pensando y llevado a la realidad. Es una acción de dentro a fuera. Pero cogitatus viene del verbo cogitare (pensar, reflexionar), el cual se compone de:
           co- : acción conjunta o global
           -agitare: poner en movimiento, agitar, darle vueltas a cosas. El cual es un frecuentativo de agere: llevar adelante, hacer avanzar, mover, tratar, actuar.  

Agitare a su vez viene de la raíz indoeuropea ag- que significa conducir, guiar.  

Con esto sacamos que cuidar es el verbo de guiar un movimiento conjunto que nos lleva hacia delante. Es el acto consciente, de dentro a fuera, de dar la mano y echar a correr. Es la reflexión sobre el otro con nosotras. Se parte de que la otra persona está con nosotras, se parte ya de esa asociación, de que co-estamos, y en ese co-estar yo he pensado en nosotros y quiero llevarte por aquí, no porque yo quiera, no porque sea lo que tú quieras, no porque yo crea que es lo mejor, no porque tenga miedo de quedarnos quietas, no porque al hacerlo tú me vayas a apreciar más sino única y exclusivamente porque al pensarnos nos pienso de la mano. Como una realidad innegable que llevamos a cabo.  

 

Esto me gusta.  

 

Pero el castellano tiene otra acepción para esta palabra: advertencia, peligro, recelo, temor. Ten cuidado, que ya me decía mi madre. ¿No es horrible? Te doy a ti la acción de que te cuides. Yo ya no estoy ahí, guíate tú, echa a correr tú, ten ese cuidado contigo. Sé que no se dice con esa intención pero debajo de todo ahí algo de eso ¡y las palabras son hechizos! Decirlas invoca cosas en nosotras. Aunque no queramos hacer daño a alguien podemos herirle sin querer o sin que la otra persona siquiera se dé cuenta.  

También dice la RAE, la casa esa de los viejos escombros, que cuidar es asistir, guardar, conservar, otra vez vamos por la vía del miedo. No hay amor en eso. Hay miedo.
Te cuido = te asisto en tus problemas, te guardo del peligro, te conservo para que dures.  

Hay un algo ahí de meter a alguien en jaulas que no me gusta nada. Prefiero la cosa que me he inventado yo a raíz de la etimología. Cuidar debería ser ayudar a que un pájaro vuelva a volar no impedir que se caiga.  

 

Pero ¿qué sé yo si no sé nada de esto? Quiero amar y cuidar, claro. En el fondo creo que no es malo esto, que no es malo que no sepa. Significa que estoy aprendiendo, significa que soy consciente de mis límites o al menos algunos de ellos. Tengo camino para amar mejor y dejarme amar mejor. Pero oof. Saber cosas es un fastidio.  

La cosa ahora es aprender cómo dejarme cuidar y mientras aprendo cómo cuidar de verdad. Llevo años diciendo la cosa esta de que quiero que alguien me coja la mano y echemos a correr. Pero soy muy avaricioso y egoísta, realmente nunca hice eso yo por nadie. Tengo miedo a esa responsabilidad. Y de todas formas pondría todo tipo de pegas a que me cojan la mano hasta que me dieran un tortazo. Mucho miedo en ambas direcciones.  

CUIDADOS