Este proyecto nace de la necesidad de encontrar soluciones prácticas a la comunicación tras analizar sus mecanismos y en concreto el campo semiótico de la misma.

A través de los ejercicios, métodos y habilidades de la caligrafía asiática (shodō) se desarrolla una comunicación tanto escrita como dibujada que emula los mecanismos y naturaleza del pensamiento, mezclando así la intención del emisor con la memoria, las emociones y las ideas. El resultado final es una comunicación intraducible pero evocadora de significados.

 

La forma básica en la cual la comunicación entre un emisor y receptor se da es la siguiente:

 

Emisor → Codificación → Materialización del Mensaje → Decodificación → Receptor

 

De esta manera el Emisor tiene una intención la cual codifica ya sea en la lengua castellana, caracteres arábigos, en notas musicales o en planos cinematográficos; después materializa ese código en un canal ya sea éste aire, las cuerdas de un violín o la pintura en un cuadro; es entonces cuando el Receptor llega para ser comunicado esa intención, sea en una conversación, viendo un cuadro en un museo, leyendo un libro o viendo una película. El Receptor recibe el mensaje material cuyo lenguaje debe decodificar, ya sea éste la lengua castellana, caracteres arábigos, etc; una vez decodificado el Receptor es responsable de interpretar y deducir la intención del Emisor con las herramientas que el Receptor mismo tenga que no prácticamente nunca las del Emisor, ni siquiera cuando el Emisor y el Receptor son la misma persona.

Esto me parece una inmensa chapuza.

Básicamente, la comunicación es similar al juego de niños del teléfono escacharrado en el cual un niño susurra algo a un segundo, éste susurra lo que cree haber entendido a un tercero, que se lo susurra a un cuarto, a un quinto, etc. El último niño dice en alto lo que cree haber entendido, la gran mayoría de veces lo que le llegó no tiene absolutamente nada que ver con lo que el primero dijo. 

La comunicación ya sea el habla, la pintura o cualquier medio de comunicación subjetivo funciona de una manera similar.

En este proyecto de investigación estética corto uno de los pasos de esa comunicación para poder observarla a una cierta distancia. Quedando la siguiente comunicación:

 

Emisor → Codificación → Materialización del Mensaje → Decodificación X Receptor

 

Se logra esto tras crear una manera de comunicación que funciona con una lógica que nada tiene que ver con la rigidez de un sistema de codificación tradicional y racional. Es un código siempre-cambiante, nada rígido y que funciona a través de ambiguos pictogramas que sólo tienen sentido en el momento en el que son puestos en el papel. Tras haber sido escrito-dibujados dentro de una semiabstracción, semióticamente su función se pierde siendo así indescifrables aunque sí aproximables.

Quedando un mensaje existente e inútil porque nunca será del todo comunicado. Todo este diseño es reflejo de nuestra manera de pensar, imaginar, soñar o desear, ya que se evocan todas estas emociones en las intenciones comunicativas a la hora de ser escrito-dibujado.

SOLEDAD FUEGO ABRAZO MAR IDENTIDAD SILENCIO

Writing jpg.jpg
En el estudio.jpg

Como personas tenemos lenguaje y lenguajes para tocar, explorar, atesorar y comprender nuestro entorno y a nosotros mismos. No emergemos de la nada ni funcionamos sin nuestro alrededor, somos parte de ese todo y ese todo se comunica a través de lenguajes. No sólo las palabras son nuestro lenguaje, también nuestros gestos, miradas, actos y acciones.
Todas estas comunicaciones son parte de los procesos de aprendizaje y de vida de las personas. No por ello están exentos de análisis ya que funciona pichí pichá. Malentendidos y mentiras se cuelan en aquello que utilizamos para construir el mundo, discursos manipulados, educación dirigida y culturas restrictivas nos cierran los ojos. Así, después de mucho analizar estos problemas, decidí hacer un libro a modo de pergamino. Un libro que contuviera lecciones vitales de occidente y oriente, de filosofía y de religión, un libro un de la vida y la muerte, de la existencia y de la realidad, uno que jamás podría ser traducido ni entendido, solo aproximado. El objetivo: crear una mensaje valioso cuya comunicación fuera deliberadamente mala para advertir de las comunicaciones que realizamos cada día en nuestra vida.
Cada carácter tiene sentido, cada palabra tiene sentido, es un lenguaje inventado a base de pictogramas deformados de seres humanos. No tiene tiempos pero sí gramática y sintaxis. Sirve para explicar estados del ser aunque no para describir un paisaje. Es un lenguaje hecho a medida para este proyecto.
Me gustaría que tuvieramos más intención de entendernos, de comunicarnos y de comprendernos entre nosotros, tenemos esta cosa llamada "lenguaje" tan maravillosa que nos ha llevado lejísimos, no la descuidemos aunque nos sea tan natural que ni nos paremos a pensar sobre ello dos veces.
Comprender es el primer paso para amar.
Puedes intentar traducirlo, quizá llegues a algo mágico, quizá no. Trata de pasártelo bien con ello y si no, al menos queda la experiencia estética del trazo caligráfico.

Soledad Fuego Abrazo Mar Identidad Silencio. 1.60 x 20 m. Tinta sobre papel. 2018